Mantenimiento de las estructuras metálicas

Pese a que el metal es uno de los materiales más resistentes, debemos tener en cuenta algunos factores para su correcto mantenimiento.

La corrosión, que se representa con picaduras y oxidaciones, pueden llegar a hacer que se desprendan placas o escamas y con la consiguiente disminución de la resistencia original.

Esto puede ser debido a fenómenos naturales con los que se pueden transformar en compuestos diversos.

Por otro lado, la fatiga puede aparecer cuando las estructuras sufren más tensión de la que deberían. 

Aparecen como estrías poco visibles, con lo que es bastante complicado detectarlas.

A causa del contacto o diferentes fluidos, el metal puede sufrir abrasión. Aparece con aspecto desgastado y puede ser complementario de alguna corrosión.

También puede sufrir alguna deformación y aparición de holguras. Puede generar fuertes tensiones y, como consecuencia, la rotura.

Los impactos también son un problema a tener en cuenta, ya que provoca deformaciones en los elementos.

Es por eso que, se debe tener un buen mantenimiento para prevenir toda esta problemática y mejorar la durabilidad de estas estructuras.

La programación de un correcto mantenimiento ayudará con dicha prevención además de evitar gastos innecesarios en el futuro.

Contar con la participación de un buen experto también puede facilitar este proceso.

Emultron, la solución a tus ideas en la creación de productos metálicos.

1 comentario en «Mantenimiento de las estructuras metálicas»

  1. Hi! I could have sworn I’ve been to your blog before but after browsing through some of the posts I realized it’s new to me. Anyhow, I’m definitely happy I discovered it and I’ll be book-marking it and checking back regularly!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *