Muebles de exterior

  • General

Dos de los metales más utilizados en la fabricación de muebles de jardín son el acero inoxidable y el aluminio. 

Estos materiales son resistentes a la intemperie, por lo que no se oxidan tan rápidamente como el hierro y duran mucho más tiempo en buen estado. 

La diferencia es que el acero suele ser más pesado que el aluminio, aunque también suele ser más duradero. 

Además del metal, los muebles de jardín pueden ser de madera, lo que da un aspecto rústico al entorno, y también los podemos encontrar combinando  metal con diferentes materiales como fibras, madera, mármol…

Sin embargo, dependiendo del material, requiere un cuidado especial para mantenerlo en buen estado durante mucho tiempo: hay que pintarlo o barnizarlo de vez en cuando y también sustituir las piezas dañadas, lo que puede resultar difícil o caro. Por ello te aconsejamos que aproveches la experiencia de EMULTRON, y nos consultes.

Los materiales sintéticos también son bastante comunes para las sillas y mesas de exterior, pero es más difícil de obtener uno a medida o personalizarlo.

Suelen ser muy ligeros, fáciles de mantener y limpiar (con agua y jabón) y pueden soportar el calor del sol sin desvanecerse bajo sus rayos.

Si tienes una idea y quieres hacerla realidad, ¡este es tu sitio!

Ponte en contacto con nosotros y te daremos la solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.